Padre Numa Molina ofició misa por la paz, la vida y la Constituyente

Con el fin de seguir promoviendo la paz en el país, este miércoles el Gobierno Regional del estado Anzoátegui organizó una misa, la cual fue oficiada por el Sacerdote Numa Molina, Párroco de la Iglesia San Francisco, ubicada en Caracas.

La eucaristía fue celebrada en las inmediaciones del paseo Casa Fuerte, en Barcelona, donde el Padre Numa inició el acto religioso con la frase “así es como debemos estar, juntos como hermanos. Oremos por la paz, la vida y el diálogo plasmado en la Constituyente, quienes creemos en el amor sabemos que esto es posible”.

La alegría de los presentes se hizo sentir al entonar los cantos religiosos y participar con entusiasmo durante la ceremonia, en la cual se hicieron ofrendas ante el altar, que fue preparado en las inmediaciones de la Casa Fuerte para celebrar la misa campal.

A la festividad católica asistió el Gobernador del estado Anzoátegui, acompañado de su tren ejecutivo, además de autoridades militares de la región, quienes en perfecta unión cívico-militar, acompañó a la feligresía del pueblo oriental.

Durante la homilía el sacerdote hizo mención de varios versículos de la biblia y frases de San Francisco de Asís, todas con el mismo mensaje que es el de promover la paz. No he venido hacerle campaña a la Constituyente, sin embargo creo que ese es el camino de la paz. Hermanos y hermanas de Venezuela mi deseo es que la patria sea feliz”.

La misa finalizó con una oración a la Virgen María por la unión de sus hijos. “Debemos orar por el diálogo en Venezuela, sin importar religión, partidos políticos, estratos sociales, todo para arreglar las dificultades y sentarnos en una misma mesa como pueblo cristiano que apuesta por la paz”.