Gobernador Moreno anunció inspección a galpones de la entidad para corroborar procedencia de mercancía

Una vez más funcionarios de la policía del estado Anzoátegui, lograron darle un golpe certero a los acaparadores y asaltantes de camino, al recuperar siete toneladas de harina precocida de las 15 que habían sido robadas el pasado sábado, a los conductores de la empresa PDVAL en los alrededores de la autopista José Antonio Anzoátegui.

El gobernador de la entidad, Nelson Moreno, manifestó que tras un intenso trabajo de rastreo en los galpones ubicados en la zona industrial del municipio Simón Bolívar y sectores aledaños, funcionarios del Centro de Coordinación Policial de Barcelona lograron recuperar parte de la mercancía robada y que reposaba en un galpón ubicado en el sector Ojo de Agua en el sector Pele el Ojo de la parroquia Naricual.

Manifestó que dentro del mismo se encontraban cuatro sujetos identificados como Argenis Cedeño Maldonado, de 28 años, Cruz Hernández, de 33 años, José Gregorio Román, de 28 años y Wilmer Ibáñez, de 34 años, quien es de nacionalidad colombiana y es conocido como “el paisa”, además se logró la incautación de un vehículo 4RUNNER, color blanco, placas AA068GY.

Moreno aseguró que estos sujetos que están vinculados al robo del pasado sábado y que tenían en su poder las siete toneladas de harina precocida, marca Venezuela, además de 55 cajas de sardinas, lo distribuirían a los centros comerciales de la zona norte de Anzoátegui, para que dichos productos fueran vendidos a precio de mercado negro o bachaquero.

“Le hemos dado un duro a estos delincuentes, son sujetos que colocan obstáculos en la vía, asaltan a los camiones cargados de productos de primera necesidad, se llevan la mercancía y son capaces de hasta asesinar a las persona que trasladan este tipo de mercancía, por lo que siguiendo los lineamientos del estado Mayor de Seguridad, se inspeccionará a partir de ahora todos los galpones de la zona industrial de Barcelona, para que a través de las investigaciones se pueda precisar si la mercancía que están dentro de dichas instalaciones provienen del comercio licito o ilícito”.

El mandatario regional no descartó que algunos choferes en complicidad con las personas actuantes, escojan zonas específicas y desoladas para hacer trasbordo de la mercancía y luego denunciar el presunto robo, y aseveró que los cabecillas de esta banda son personas con un nivel económico estable y capacidad logística para dedicarse a este tipo de delito, por lo que están tras la búsqueda del dueño del galpón y de los que operan en colaboración.

Por su parte, el General Félix Manrique, jefe de la ZODI Oriental, aplaudió el trabajo llevado a cabo por los uniformados de la policía estadal, en la inmediata respuesta de este caso y que de manera conjunta como un solo Gobierno continuarán trabajando para desmontar la matriz de opinión adversa que trata de lesionar el trabajo hecho por el Gobierno Nacional.